El desayuno perfecto en México

Seguro has escuchado el antiguo dicho de que el desayuno es la comida más importante del día. Bueno, en México, esto es más cierto que nunca, ya que el desayuno es un gran negocio y muy importante. Mientras estés en México, puedes optar por estas 5 opciones.

Huevos motuleños

Un clásico de Yucatán, los huevos motuleños son una deliciosa delicia regional, aunque es probable que los encuentres en lugares fuera de Yucatán debido a su popularidad.

Los huevos son un gran negocio en el mundo del desayuno mexicano, y este platillo no es la excepción: dos tortillas crujientes cubiertas con frijoles negros, en capas con huevos perfectamente fritos y con una salsa a base de tomate, guisantes, jamón y queso, por lo general también se acompañan por plátano frito.

La mezcla perfecta de dulce y salado seguramente hará que tu día comience de la mejor manera.

Huevos motuleños para el desayuno

Torta de Tamal

Un elemento básico de la cocina mexicana, aunque principalmente en la capital, la guajalota, también conocida como torta de tamal, es uno de los platillos de desayuno para llevar más abundantes, auténticos y genuinamente deliciosos que puedes conseguir.

Si bien para algunos puede parecer una pesadilla de carbohidratos (después de todo, el tamal en sí es esencialmente solo masa de maíz rellena con carnes, quesos o vegetales), es sorprendentemente delicioso y definitivamente una experiencia en la Ciudad de México.

Si se te antoja algo más dulce para el desayuno, tal vez unos hot cakes, te recomendamos solicitarlos desde tu app de comida favorita, regístrate en el programa de lealtad y hacer uso de tus puntos acumulados; no dejes pasar esta oportunidad de formar parte de un programa de clientes frecuentes.

Chilaquiles para el desayuno

Un clásico de la cocina mexicana para el desayuno es un platillo rebosante de chilaquiles, bañados en salsa roja o verde. Son cubiertos con pollo o huevo, además de crema, cebolla y queso.

Estos son populares en casas de familia, fondas y lugares para desayunar. Puedes encontrarlos servidos en pan en forma de torta de chilaquil, pero cómo decidas comerlos depende de ti; creemos que ambas formas son igualmente deliciosas.

Quesadillas Fritas

Este platillo siempre consiste en una tortilla doble rellena con una porción saludable de queso y luego cualquier extra adicional que pidas, desde pollo hasta flor de calabaza, prácticamente todo vale.

Sin embargo, si deseas un platillo de desayuno más abundante, intenta buscar un lugar que sirva quesadillas fritas. Hechos de masa de maíz, se rellenan y se hacen de la misma manera, antes de freírlos y cubrirlos con salsa y crema.

Enchiladas para el desayuno

Las enchiladas son el platillo de desayuno ligero pero abundante que te preparará para lo que resta del día.

La versión básica de las enchiladas generalmente presenta cuatro tortillas de maíz enrolladas sin apretar. Se bañan previamente en una salsa de tomate antes de agregarles el relleno (el pollo es la opción más popular).

Luego se sirven con un toque más de salsa, lechuga y crema. Las variaciones de las enchiladas pueden incluir las llamadas enchiladas suizas, que tienen una salsa de tomatillo verde, crema y queso.

Alternativamente, las enmoladas son simplemente enchiladas cubiertas con mole en lugar de salsa.

Sé el primero en responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.