La historia del café de la India

El café de la India es uno de los cafés más conocidos en el mundo, India también es conocido por producir algunos de los mejores tés del mundo, sumado a su historia de cultivo de granos de café estelares.

El Cinturón Cafetero, que envuelve el mundo entre el Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio, es donde se cultiva todo el café del mundo, y con India en medio de este próspero mapa de calor de cultivo de café.

India, por lo tanto, fue uno de los primeros productores de café, y los cafetos eran básicamente un cultivo de traspatio ya en el siglo XVII.

Del jardín a la plantación 

La llegada de los británicos en la década de 1600 llevó las plantaciones de café a la cima de Bababudan Giris, donde hoy se encuentra un templo hindú, ubicado entre el denso bosque de cafetos que bordean las pronunciadas laderas.

La primera cafetería en la India se abrió en Calcuta en 1780, por supuesto, para servir a los británicos y se abrió otra en Madrás un poco más tarde.  Lentamente, a medida que los británicos se extendían por las estaciones de montaña y hacia el resto de la India, las plantaciones de café surgirían junto con ellos. 

Las primeras plantaciones de café en Chickmagalur y Coorg se establecieron a fines del siglo XIX, pero en el pasado, el café indio se consideraba mediocre en el mejor de los casos.

 

granos de café india

Algunos cambios

Los cambios en el cultivo, el procesamiento y el tostado del café de la India, junto con actitudes más modernas hacia la seguridad y los beneficios para los trabajadores, hacen que los granos de café de la India estén reclamando poco a poco un lugar en el escenario mundial del café. 

Hasta mediados de los noventa, era el gobierno indio el que controlaba toda la producción de café de la nación, donde obtenía grandes ganancias vendiendo café inferior a la Unión Soviética. Debido a este acuerdo, puso a India en una posición problemática ya que las ventas a marcas de café en todo el mundo eran imposibles al vender un producto de baja calidad. 

Durante este período, el gobierno indio pagó a los agricultores por cantidad, sin regulación ni inversión para aumentar la calidad, lo que llevó a la producción a granel de estos granos de café baratos y de mala calidad.

Actualmente el café de la India se exporta a todo el mundo, es posible que alguna vez hayas adquirido café de este país al usar tu tarjeta de cliente frecuente en tu cafetería favorita. Este es uno de los cafés más reconocidos y como ya te contamos tiene una historia muy interesante.

Cuéntanos en los comentarios si te gustaría hacer un viaje para conocer las plantaciones de ese país.

 

Sé el primero en responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.