La salsa: Un indispensable en México

Los chiles son un ingrediente esencial en muchas cocinas a nivel mundial, sobre todo, se ha atribuido como el rey de la comida picante a los platillos mexicanos. La cocina tradicional mexicana incluye algunas de las comidas más picantes del mundo. Así es que una de las estrellas de nuestra amplia gastronomía es la salsa.

La salsa se remonta a los tiempos de los aztecas, incas y mayas. Los nativos crearon sus propias versiones usando tomates, chiles y semillas de calabaza. Sin embargo, el “descubrimiento oficial” para el resto del mundo ocurrió hasta después de la conquista de México en el siglo XVI. Esta mezcla de ingredientes se hizo popular en toda la civilización española, y en 1571, Alonso de Molina nombró al plato ‘salsa’.

Actualmente, es un elemento esencial en la mayoría, si no es que en cada hogar mexicano.

Lo acompañamos con nuestros guisados, tacos e incluso comidas de otras culturas. Además de ser tan sabrosa, la salsa tiene numerosos beneficios para la salud, una gran popularidad y es fácil de preparar.

Usamos salsa para prácticamente todo, no solo como acompañamiento, también en la preparación de platillos como chilaquiles, enchiladas, picadillo, tinga, huevo. Solo de imaginarlo, se me hizo agua la boca.

Si también se te antojó disfrutar de una buena comida acompañada o bañada en salsa ¡Ordena ahora desde tu casa! Ordena desde tu aplicación en línea favorita para encontrar promociones comida de tus alimentos preferidos.

Salsa verde en molcajete

La salsa y sus beneficios para la salud

Existe una extensa variedad de sabores de salsa, algunas incluyen cacahuate, chocolate o hasta chapulines. Pero, en esencia, el uso de verduras frescas, como tomates, cebollas y chiles, la vuelve muy saludable. Baja en calorías, alta en fibra y llena de numerosas vitaminas,  se puede usar para estimular tu sistema inmunológico y se puede incorporar a las dietas para bajar de peso.

De nuevo, depende del tipo de picante que estemos hablando, pero las más básicas y crudas tienen excelentes propiedades. Como cualquier alimento o preparación, la moderación es clave. Debido a que, en contraste, el consumo excesivo de este aliemnto deriva en problemas como gastritis, dolores estomacales o reflujo.

Algunos de los tipos de salsa más populares y comunes son: 

  • Mexicana o pico de gallo
  • Guacamole
  • De aguacate
  • Salsa verde y roja
  • De habanero
  • Encacahuatado
  • Salsa ranchera
  • Molcajeteada
  • Mole
  • Salsa borracha
  • Chamoy

Hay varios tipos disponibles para que elijas. El picante que elijas es excelente para muchos platillos y es demasiado versátil. Incluso para quienes no disfrutamos el picante, como un servidor. 

Eso es lo mágico de las salsas, podemos medir cuánto chile llevará, pero mantener el gran sabor.

Sé el primero en responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.