Alternativas de leche para intolerantes a la lactosa

Las alternativas de leche para las personas intolerantes a la lactosa son muy variadas. Si tu eres una persona que sufre de intolerancia no te preocupes no te tienes que olvidar de beber leche en tu latte . Hoy en día existen todo tipo de productos derivados de la leche, pero sin lactosa.

Hoy te cuento más sobre qué es la intolerancia a la lactosa y algunas alternativas de leche.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Esto se resume como no poder digerir la leche de vaca y otros productos lácteos como el yogur o algunos quesos, lo que es una realidad para muchas personas.

La intolerancia a la lactosa, una condición en la que el cuerpo no produce suficiente enzima lactasa que descompone la lactosa, un azúcar natural en los productos lácteos, prevalece entre las personas de ascendencia asiática oriental.

Hasta el 90 por ciento de los adultos pueden estar genéticamente predispuestos a la intolerancia a la lactosa. El consumo de productos lácteos provoca síntomas leves a graves, como calambres abdominales, distensión abdominal, gases y diarrea.

Al mantenerse alejados de los productos lácteos, las personas intolerantes a la lactosa pueden prevenir estos síntomas desagradables. Sin embargo, a menos que coman o beban sustitutos sin lácteos, se estarían perdiendo varios beneficios para la salud.

leche de coco

Las alternativas

Si bien beber leche de vaca regular puede estar fuera de discusión para los intolerantes a la lactosa, existen alternativas sin lácteos.

La leche sin lactosa se elabora agregando enzimas de lactasa para que la lactosa ya se haya descompuesto en azúcares simples cuando se consume. Esto permite a los bebedores disfrutar de la bondad de los productos lácteos sin experimentar ningún síntoma negativo. Sin embargo, su sabor más dulce y más artificial hace que la leche sin lactosa sea menos apetecible.

También hay disponibles varios tipos de leche vegetal no láctea.

Leche de soya

Uno de los tipos más populares de leche no láctea es la leche de soya. Esta se acerca más a la leche de vaca en contenido de proteína. Es baja en grasas saturadas y también está fortificado con calcio y vitamina D.

De origen vegetal

Otras alternativas de origen vegetal son la leche de almendras, la leche de arroz y la leche de coco. Todas estas opciones son ideales para acompañar tu cereal o ganar un reward agregándola a tu café en tu cafetería favorita. La leche de almendras y la leche de arroz no tienen grasas saturadas y apenas contienen proteínas.

La leche de coco es rica en grasas saturadas y no tiene proteínas. A excepción de la leche de almendras, estas otras opciones tampoco son naturalmente ricas en calcio.

Leche de cabra

También hay leche de cabra. La leche de cabra contiene una cantidad significativa de lactosa. Si eres levemente intolerante a la lactosa o si la leche de vaca te molesta pero el queso no, prueba la leche de cabra. La leche de cabra tiene menos lactosa que la leche de vaca y es más fácil de digerir para niños y adultos con estómagos sensibles.

Considera el yogur también. Busca aquellos que indiquen cultivos activos vivos o probióticos en la etiqueta. Estas bacterias son esenciales ya que se alimentan de azúcar y consumirán gran parte de la lactosa. Elije yogur con toda la grasa, ya que tiene alrededor de 8,5 g de lactosa por porción.

 

Sé el primero en responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.