La popularidad de las alitas

En los últimos años las alitas se han vuelto muy populares en México. Hoy en día es común ver alas de pollo en los menús de muchos restaurantes. Incluso hay restaurantes especializados en vender estas alas y boneless.

Esta es considerada como comida rápida. Las alitas van fritas y bañadas en alguna salsa. Con la evolución de este platillo también se han creado distintas salsas para acompañarlas.

Durante la pandemia nos volvimos un poco locos por unas alas bbq y las pedíamos hasta una vez por semana con ayuda de apps de delivery. Tienen la ventaja de tener el factor de antojo. 

Mayor demanda

Con el aumento de la demanda de este platillo no nos sorprende que cada día se creen más marcas y restaurantes de esta comida. Sumado a el uso de apps de delivery solo hacen más fácil el acceso para el consumidor. Incluso distintas cadenas de restaurante cuentan con distintas promociones alitas para hacer uso de estas apps. 

No solo se ha expandido el mercado de los restaurantes, también en el área de comida congelada.

Por su parte otros restaurantes han expandido su menú, aunque su giro no sea el de las alitas un ejemplo es Domino’s. Esta pizzería sumó a sus comidas adicionales alitas buffalo.

También ha crecido las marcas de salsas preparadas para aderezar esta comida. En el supermercado es posible encontrar distintas salsas embotelladas para preparar tus alitas en casa.

alitas buffalo y bbq

¿Cuándo comemos alitas?

Las alitas se han vuelto un platillo para todo tipo de ocasión, principalmente como botana a la hora de disfrutar de algún evento deportivo como el super bowl. ¿Qué sería de una reunión entre amigos sin este delicioso platillo?

Es así como las vemos como entradas en la mayoría de los restaurantes. Las alitas no las comemos solas, siempre van acompañadas de bastones de zanahoria y apio. Sin olvidar a el aderezo ranch para acompañar los vegetales. También son una excelente opción adicional cuando comemos pizza.

No cabe duda de que la popularidad de está comida seguirá en aumento, por su variedad de sabores y lo fácil que es encontrarlas en los distintos establecimientos.

Cuéntanos en los comentarios si te gustan las alitas o eres más team boneless. También compártenos cuál es la mejor salsa para acompañarlas. En mi opinión lo ideal es comer la mitad con bbq y la otra mitad con salsa de mango habanero. El balance ideal entre lo dulce y lo picoso. 

Sé el primero en responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.